Nomads of the Seas ofrece un entorno geográfico que hace la identificación, observación y registro gráfico de la variada vida aviar sea una actividad fácil y amigable

Chile alberga alrededor de 450 especies de pájaros, muchas endémicas. Al contrario de lo que ocurre en áreas tropicales, en donde la abundancia y la diversidad de pájaros los hace un destino popular de avistamiento de pájaros aunque el avistamiento sea difícil.

Este programa considera dos elementos clave que garantizan el éxito de nuestros avistamientos de pájaros: un sistema de transporte aeromarítimo sofisticado que permite el acceso a lugares difíciles, remotos, inalterados, y la guía de profesionales totalmente entrenados que están familiarizados con la región y sus especies de pájaros.

Especies comúnmente avistadas:

El viaje en su totalidad brinda oportunidades de avistamiento fácil y frecuentes de pájaros marinos interesantes y únicos: albatros, petrels, fulmars, cigueñas, pelícanos, cauquén marino y cormoranes, entre muchas otras, además de dos especies de pingüino: de Humboldt y Magallánico.

En estuarios y ríos, las aves zancudas tales como garzas, íbices, garzas nocturnas, al igual que un número de cinclodes, son comúnmente avistadas.

También en las inmediaciones de los ríos, así como en las áreas de los lagos y cerca de los pantanos, algunas de las especies que se pueden ver incluyen patos silbadores, chapoteadores, buceadores, gansos falsos, un par de especies de cisnes y el espectacular martín pescador chileno.

Adentrándose más hacia el interior del denso y húmedo bosque austral, algunas de las especies que se pueden avistar son los pájaros carpinteros, ruiseñores, loros y palomas chilenas. Estas especies viven a lo largo de una serie de furnáridos, un par de rinocríptidos, el hued-hued del sur y el Chucao.

Algunas especies de pizones, Icteridae y Emberizidae completan esta sinfonía de aves del bosque. Entre las últimas, algunas de las especies más sorprendentes el pinzón de la sierra Patagónica, vestido con su naranjo llamativo y cola amarilla.

La región también es el hogar de un grupo pequeño de grandes aves de presa entra los que se encuentran las familias de los halcones y los búhos. Dignos de nombrar son el búho cornudo y el cóndor, que habitan por lo general tierra adentro.